QUIERO DIVORCIARME, ¿DÓNDE VOY A VIVIR?

Terminar una relación independientemente del tiempo que tenga es una vivencia difícil en la mayoría de los casos. Son más los trámites para divorciarse que para casarse. Si en la relación existen hijos el caso aun se complica más por el temor a cómo los hijos superarán la ruptura familiar, la aceptación de sus padres con nuevas parejas y el terror máximo es la posible llegada de nuevos hermanos, digamos que el manejo de la problemática familiar es uno de los pasos más duros a la hora de tomar la decisión.

Otro factor a considerar a la hora de la separación es dónde voy a vivir, en muchos casos regresar a casa de los padres es una opción, otra es pedirle un favor a un amigo y si las finanzas lo permiten, rentar un departamento, aunque ésta afecta el presupuesto familiar ya que en un lugar de una casa son 2 a mantener.

Concluimos que tanto lo emocional como lo económico pesan en la separación por lo que algunas parejas deciden permanecer bajo el mismo techo con vidas independientes, ésta última genera material para muchas películas por lo que recomendamos a la hora de recomenzar una vida invertir, comprar un departamento que puedas pagar con nuevas y cómodas modalidades de pago. Existen Desarrollos que puedes pagar la inicial en 24 meses o más, sin intereses, sin banco. Terminas de pagar un porcentaje, te entregan tu departamento y ahí gestionas la hipoteca.

Contacto: Nuria Serrano Marzo

Licenciada en psicología, comprometida con intereses sociales, amante de la arquitectura y diseño de interiores, conocedora de la psique, buscadora excelsa de propiedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *