Cuando vendemos nuestra propiedad…

Cuando vendemos nuestra propiedad nos gusta hacerlo al precio más alto de mercado, sucede lo contrario al comprar, soñamos con encontrar un «Chollo» (cosa que se considera buena y se consigue por bajo precio), a que si te ha pasado. La teoría que marca el precio de una propiedad termina siendo la de la oferta y la demanda, Si tienes una propiedad que coincide con las características que el mercado marca al alza, es decir, una zona buscada por sus atractivos, ubicación, alrededores, evolución de la colonia, vías de comunicación, servicios y hasta «duende» ( ese no sé pero que te hace volver, donde te sientes a gusto), el precio por metro cuadrado se refuerza, en pocas palabras tu propiedad vale lo que el mercado está dispuesto a pagar.

Las colonias pueden atravesar tiempos de moda y decadencia por razones diversas como situación político económicas de un país, desarrollos, vías de comunicación, Colonias jóvenes que prometieron prosperidad se quedaron sin tal categorìa y otras por azar crecieron y se volvieron tendencia, situación que con el paso del tiempo pude revertirse, pudiendo entrar en juego la suerte, el destino, 

Deseamos que nuestra vivienda esté cerca de nuestro trabajo, de la escuela de los hijos pero la realidad es que compramos una propiedad donde el valor nos permite comprar, con el paso del tiempo si la situación lo permite vendemos y compramos algo más parecido a la casa de nuestro sueño. Lo importante es comenzar el ciclo de compra y venta temprano en nuestra vida pues con ello va de la mano nuestro historial de crédito bancario. Los primeros años de hipoteca son duros luego se van suavizando, adelante, cumple tu sueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *